• LPSL

En medio de una grave crisis, renunció el ministro de Seguridad

Ernesto Neder Alí renunció esta semana a su cargo como ministro de Seguridad, en medio de una agravante crisis institucional. Enfrentado con la Policía, Alí aprovechó un mal momento en su salud para dejar una cartera que hace agua por todos lados.

Según versiones la caída de Alí tiene que ver con un pedido de la plana mayor policial que ya no coordinaba acciones con el funcionario. La falta de recursos materiales y humanos, son algunos de los motivos del desgaste que tuvo la relación con el ahora exministro.


Las alarmantes cifras que se manejan en el gobierno sobre la crecida de los hechos delictivos, pusieron en jaque una gestión que solo se basó en reuniones y megaoperativos que no se tradujeron en hechos concretos.


Mientras tanto hay cada vez más robos y denuncias que trascienden la Policía. Hoy las redes sociales son el principal canal de críticas contra el gobierno y la fuerza policial.