• LPSL

El sobrino del Adolfo con el corazón roto porque no votó contra los tarifazos

Con un emoji de corazón roto, Nicolás Rodríguez Saá, sobrino de Alberto y Adolfo, utilizó la red social Twitter para expresar su decepción por la ausencia del senador en la sesión de anoche que votó el proyecto para retrotraer los tarifazos con 37 votos contra 30 y que fue vetada hoy por Mauricio Macri.

“Disculpas que genere falsas ilusiones, fueron mis ganas de que el Senador @adolfoRSaa votara y actuará como Peronista. Me duele el corazón viendo que el Peronismo de San Luis se retiro de la defensa del bolsillo de todos los Argentinos

Siento mucho dolor como militante político” expresó en un tuit y acompañó con una foto en que se ven al Presidente Macri y al senador por San Luis juntos.

En el arco político causó humoradas la inocencia del sobrino de Alberto y Adolfo Rodríguez Saá, militante de La Campora, que se acercó a San Luis cuando su tío Alberto fumó la pipa de la paz con Cristina Fernández de Kirchner.

Desde hace un par de meses Adolfo Rodríguez Saá se reúne con Macri y ya había adelantado su apoyo a la gobernabilidad de la gestión del presidente en la última reunión con senadores peronistas del sector “dialoguista”. Como también especula con postulaciones en la provincia, le habría perjudicado a los ojos de los puntanos no votar contra los tarifazos, así que optó por la ausencia y se volvió en avión a San Luis para no estar en la sesión de anoche en la Cámara de Senadores.

Nicolás Rodríguez Saá que en lo político carece de olfato y se caracteriza por una inocencia e infantilismos agudos con respecto  las intenciones de sus tíos, ya ha cometido varios traspiés políticos que le han valido que lo saquen de La Casa de San Luis y lo dejen en las sombras para que no provoque más problemas a sus parientes.

Hace unas semanas fue el propio gobernador Alberto Rodríguez el que manifestó a una radio porteña que le dolía el corazón por las diferencias con Adolfo, aunque nadie le creyó el teatro. Ahora es su sobrino el que usa la imagen del corazón partido.

La novela de la familia gobernante ya tiene un nuevo capítulo.