• LPSL

El rencor de Hissa

El ex candidato a intendente (a veces por el macrismo y cuando le dejaba de convenir “por los vecinos”) Gastón Hissa reapareció este lunes y a través del precario “multimedios” del poggismo (Nino Romero, Todo un País, El Puntano y El corrillero) salió a mostrar la hilacha y cual amante despechada intentó colocarse en la vereda de enfrente del gobierno con una “carta pública” en la que le solicita al Alberto que resuelva el paro de los choferes de Transpuntano.

Hissa, quien perdió con Sergio Tamayo por más de siete puntos de diferencia, fue quien antes de las elecciones intentó capitalizar en su beneficio la hipocresía de los concejales Araujo, Suárez y Aparicio, quienes aplaudían “el fin del populismo” y la quita de subsidios al transporte, pero por la otra ventanilla se disfrazaban de abanderados de los humildes y rechazaban sistemáticamente cualquier modificación en el precio del boleto. Hissa decidió dividir el voto opositor en la ciudad luego de intentar extorsionar a al sector de Enrique Ponce para capitalizar los resultados de una gestión municipal a la que ahora sale a tildar de “quebrada e irresponsable”. La carta de Hissa deja en evidencia cierto rencor por el resultado de la votación para designar el presidente del Concejo Deliberante, donde el bloque del poggismo contaba con los votos de los concejales de San Luis Somos Todos y ya había designado a Javier Suárez como presidente, pero al final de la sesión del martes pasado solo debieron conformarse con mantenerles el conchabo a Laila Muñiz como Asesora Letrada y a la hija de Claudio Poggi, que no se sabe muy bien qué función cumple.