• LPSL

El operativo verano que no fue

El miércoles por la tarde estuvieron reunidos los altos jefes de la cúpula de Policías de la provincia. El Ministro de Seguridad, Diego González, el Jefe de Policía, comisario general Fabricio Portela y el Subjefe de Policía, comisario general Pablo Álvarez se juntaron para hablar y analizar los resultados del Operativo Verano.

Los números que surgieron de este análisis, según el Operativo, se redujo un 60% la cantidad de siniestros viales y también se redujeron los hechos delictivos a propiedades privadas donde destacaron el trabajo de  alrededor de 1.200 efectivos tanto de la Policía como del Instituto Superior de Seguridad Pública. Álvarez indicó: “Tuvimos un bajo índice del delito contra la propiedad, se distribuyeron varios puestos de control en todo el territorio provincial”.


Quisieron dejar en claro que los resultados están dados a partir de la “saturación” que se hace con los Bicipolicías, Patrulla de Aproximación Comunitaria (PAC), DRIM, Comando Radioeléctrico y la labor de cada comisaría.


Pero la realidad parece indicar que se les sigue tomando el pelo a los habitantes de San Luis que a la diaria siguen viviendo hechos delictivos, robos a mano armada, robo por motochorros y ataques en las calles, como por ejemplo el hecho que le ocurrió al jugador de Juventud Unida, Emiliano Capella fue víctima de un robo en su casa ubicada a metros del Shopping (donde se encuentra la famosa casa de comidas asaltada la semana pasada) y de la sucursal de Easy. Hay un dato relevante: al lado de la casa del futbolista vive el jefe de Policía, Fabricio Portela.


Recordemos estos datos del mes de Enero y Febrero:


-El 11 de enero un hombre sufrió un ilícito mientras desayunaba en un local ubicado en Pringles entre Rivadavia y Colón. Las cámaras de seguridad mostraron cuando el delincuente ingresó al lugar, sacó dinero del abrigo de la víctima y se escapó.

-El 17, dos empleados del Mercadito Las Sierras, ubicado en la Avenida del Peregrino, a escasos metros de la Comisaría 7º, fueron sorprendidos por dos ladrones con pasamontañas que en cuestión de pocos minutos se llevaron $ 15 mil.

-Dos días después, un ladrón atacó a una mujer cuando estaba por cerrar una boutique en calle Paso de La Patria y Riobamba.

-El 25, una panadería ubicada en Bolívar casi San Martín, fue el blanco de otro hecho luego de que una empleada fuera sorprendida por un hombre que, tras agredirla, se llevó su bicicleta.

-Otro comercio afectado fue “24 de la 25” que se encuentra en Rivadavia entre Tomás Jofré y avenida España.

-El 12, una mujer de 34 años circulaba por Las Heras y Caseros junto a sus tres hijos cuando dos delincuentes en moto la asaltaron con un arma y se llevaron sus pertenencias.

-El 15, delincuentes sorprendieron a una mujer que transitaba por Ruta Nº3; la amenazaron, golpearon en el rostro y se llevaron su celular.

-Días después un joven de 16 años sufrió un asaltó en inmediaciones al Barrio Cerro de la Cruz. Fue interceptado por un Peugeot en el que viajaban tres hombres. Dos de ellos bajaron, lo tomaron por la espalda, y apuntándolo con un arma le dijeron: “Entregá todo lo que tengas”.


La cantidad de hechos delictivos claramente no se han reducido, la inseguridad está cada vez más presente y los Jefes de Policía siguen viviendo en una burbuja atrás de un escritorio, sin seguir proponiendo un plan u operativo que realmente haga que los números sobre delincuencia bajen. Un operativo, que no sea solamente hacer quedar bien el gobierno y le haga la campaña a través de datos falsos, erróneos y con mentiras para los únicos perjudicados en todo esto, los vecinos.