• LPSL

El Municipio puso en marcha una fábrica solidaria de blocks

La Municipalidad de San Luis, a través de la Secretaría de Desarrollo Social, puso en marcha una fábrica solidaria de blocks que funciona en el Centro de Gestión Municipal (CGM) 9 de Julio, ubicado en el barrio del mismo nombre.

“Este proyecto comenzó como una idea del intendente por la cantidad de familias que solicitaban blocks. Se armó una bloquera solidaria a la que vienen las familias a armar sus propios blocks”, dijo Andrea Hang, responsable de la bloquera.

“En estos momentos tenemos muchas familias en la lista y ya salieron cuatro familias con sus blocks para una vivienda digna, ya que estaban viviendo en tarimas tapadas con nylon en barrios muy carenciados, muy vulnerables”, explicó Hang.

Para el funcionamiento de este proyecto, el Municipio aporta los materiales –cemento y arena- y las herramientas, y es la propia familia quien fabrica los blocks que luego utilizará para su casa propia. “Vienen de lunes a viernes por la tarde, y hacen un total de 300 blocks. Con eso se cubre una habitación de 4x4 metros. También hay otras familias que fabrican 150 blocks para construir su baño”.

Un punto importante a destacar es que no se realizan transacciones de dinero ya que la venta de los blocks está prohibida, y además se realiza una capacitación para la fabricación de los mismos. Las 300 unidades en el mercado implicarían un monto cercano a 5 mil pesos, que las familias obtienen para su hogar sin costo alguno y con el beneficio de capacitarse en un oficio. “En la Municipalidad hay un compañero que los capacita. Estamos con ellos, acompañándolos desde el momento en que se los entrevista y ellos realizan el pedido, hasta el momento en que se lo llevan en el camión y se van. Aparte, las personas que vienen se van contentas porque también aprenden un oficio. Hay una señora que está pensando cómo hacer para tener una bloquera y tener una herramienta de trabajo y la comercialización por sus propios medios”, concluyó Andrea Hang.

Trabajan dos familias por semana repartidas en dos turnos, hasta completar los 300 o 150 blocks, según se hayan inscripto para armar los materiales para una habitación o un baño. El número de mujeres que desean hacer sus propios blocks y aprender el oficio es muy alto y son las más dedicadas.

La Municipalidad está proyectando llevar el modelo de trabajo de la bloquera solidaria a otros CGM y está en evolución un proyecto para instalar una fábrica de premoldeados de hormigón.