Buscar

El gurú y coach de Adolfo Rodríguez Saá acusado por frases machistas en una conferencia

El gurú norteamericano del neuromarketing, Jürgen Klaric , por el cual Adolfo Rodríguez Saá y su mujer pagaron 20.000 dólares por día cada uno para asistir a uno de sus entrenamientos, quedó envuelto en una polémica por sus expresiones machistas durante una conferencia en Lima (Perú) el 5 de julio pasado.

Klaric eligió el peor lugar para dar rienda suelta a sus frases misóginas. En el marco de un evento denominado “mujeres con Poder” que supuestamente estaba destinado al empoderamiento femenino fueron, como siempre en estas actividades pseudofeministas, dos hombres los principales oradores. El descontento apareció cuando el gurú de Adolfo Rodríguez Saá manifestó que "mujer que no le dan buen sexo jode por todo" y siguió con una avalancha de frases machistas que fueron criticadas en las redes sociales ya que el evento era transmitido por la red Facebook.

"Hay un estudio, no sé de qué universidad es –dijo Klaric dirigiéndose al público femenino-, que toma a 350 mujeres felices sexualmente y las ponen a hacer el amor con condón. Tres meses después el 80% se deprime y si no te deprime eres más reclamona (sic), jodona, más estresada, ansiosa".

Como si fuera poco hacer propaganda del sexo sin protección contra las enfemedades de transmisión sexual (ETS) y la prevención de embarazos no deseado y tratar a las mujeres como animales dominables a través del sexo como piensa un violador, continuó: "toda mujer bien cogida (sic) es más feliz al día siguiente, más sonriente. Por sistema te hace mejor desayuno, sonríe más, te jode menos, reclama menos, pide menos. Todo. Una mujer que no le dan buen sexo jode por todo. Veánse ustedes mismas en condiciones regulares una mujer bien servida es más fácil de tratar con los hombres".

Estos comentarios que podría decir cualquier machista pedestre sin cobrar miles de dólares como hace este gurú, recibieron de inmediato el repudio generalizado a través de las redes.

Dicen los asistentes que algunos hombres entre el público lo tomaron como “gracias”, “chistes”. Tal vez entre ese tipo de hombres esté Adolfo Rodríguez Saá, alumno de este gurú, que ha declarado apoyar el aborto clandestino y votará contra el movimiento de mujeres argentinas que reclaman el derecho sobre sus cuerpos.

Cuando el actual senador provincial estuvo en Guatapé (Colombia) con su esposa a principios de este año en un viaje secreto para realizar el caro y lujoso seminario con Klaric, su equipo mentía en Facebook que estaba trabajando en Merlo. Fue el propio Klaric quien lo mandó al frente cuando subió las fotos con Adolfo y su mujer a las redes sociales.

Tanto gastar plata e irse tan lejos para escuchar pensamientos de un machista como si acá no sobraran, empezando por él.