Buscar

El gurú espiritual de Adolfo trata de “mentirosos” a los que no tienen para comer

“Dime con quién andas y te diré quién eres”, reza la frase clásica respecto a los grupos de personas y sus vínculos. En este caso cabe de manera ideal, en la relación de Adolfo Rodríguez Saá con su gurú espiritual, Jürgen Klarić.

El “Maestro” como le dice el senador puntano, compartió en las redes un polémico posteo agrediendo a dos personas que le pidieron ayuda para comer.


“Este tema de ayudar a las personas en la calle es delicado, porque no siempre hablan con la verdad y muchas veces usan el dinero para sus vicios”, escribió Klaric tratando de mentirosos a las personas que no tienen para comer y piden ayuda.

En su haber tiene otras frases polémicas que se ganaron el repudio de miles. “Toda mujer bien cogida es más feliz al día siguiente”, dijo hace meses en una charla, que culminó en escándalo.

La situación reflejó el pensamiento de quien aconseja políticamente a Adolfo. Con un claro posicionamiento en contra de las personas que sufren vulnerabilidad social. Incluso se justificó a través de comentarios en la misma publicación.


Klaric percibe un caché de alrededor de 20 mil dólares por asesorar a Rodríguez Saá, en una campaña basada en frases hechas y meritocracia. Apuntada al público que caracteriza a Adolfo, el de las clases acaudaladas y pudientes de la sociedad puntana.