• LPSL

El gobierno quiere tapar la eminente crisis económica de San Luis con los “premios” digitales

Con bombos y platillos, Alberto Rodríguez Saá y Alicia Bañuelos anunciaron que la provincia “está muy bien” a nivel digital. Luego de su prolongado paseo por Suiza, el gobernador habló de una realidad acotada y no dio detalles sobre la grave situación financiera en la provincia.


“En general, a la entrega de esos galardones se presentan países. Nosotros nos presentamos como otro país”, ironizó Rodríguez Saá hablando de San Luis como otra nación. Un latiguillo que está cada vez más lejos de lo que sucede y que realza la idea de que el gobernador no efectúa una severa autocritica.


Los impuestazos de los últimos meses (ver nota), sumado a los ajustes que el Estado provincial está haciendo son el síntoma de un problema económico que el gobierno reconoce cuando le conviene.


El juego perverso que expone Rodríguez Saá ha querido mantener el relato histórico de su gestión. Mostrar una provincia bien administrada, un mito que hoy no cierra en medio de más de 80 mil planes entregados para ganar las elecciones y los excesivos recortes que se están poniendo en marcha.