• LPSL

El gobierno gastó 369 millones en publicidad política en la campaña de 2017

Con la presentación de la Cuenta de Inversión de la provincia salen a la luz los gastos excesivos que ha realizado el gobierno de Alberto Rodríguez Saá el año pasado y abre especulaciones sobre los montos que gastará con vistas a las elecciones de 2019.

El equivalente a más de un millón de pesos por día en gastos de publicidad es el saldo que dejó el gobierno en 2017, casi el presupuesto del Ministerio de Desarrollo Social provincial.

Según el presupuesto de 2017, el monto asignado para publicidad era de 90 millones de pesos pero esa cifra se cuadruplicó. Cientos de millones de pesos excedidos en el presupuesto con fondos quitados a otras partidas presupuestarias fueron destinados desde el gobierno a la campaña a senador de Adolfo Rodríguez Saá, es decir que todos los puntanos con fondos públicos le pagamos la campaña política a un senador que necesitó esas cifras para no perder una elección.

Los fondos ampliados en dos oportunidades para bancar la voracidad política de Rodríguez Saá se manejaron desde el Programa Medios de la Secretaría General de la Gobernación cuyo funcionario es el hijo del gobernador, Alberto Rodríguez Saá (h).

Esos fondos fueron destinados al pago de consultoras, medios, periodistas, empresas de comunicación, publicistas y actividad política del PJ provincial.

Como siempre en estos casos y en todos los gastos del gobierno de Alberto Rodríguez Saá, la transparencia no existe en San Luis y la lista definitiva de quiénes percibieron exorbitantes sumas de dinero para hacer publicidad política no está para conocimiento público.