Buscar

El gobierno del Alberto, manda agua turbia a los municipios

La sociedad perteneciente al Estado provincial y la que regula la distribución de agua en las distintas localidades, San Luis Agua, es la responsable de la turbidez del agua corriente que llega a cada hogar.

Dicho ente provincial, no estaría controlando las válvulas de los distintos afluentes, como ríos y diques, cuando hay una crecida permitiendo que se arrastren sedimentos que terminan en cada botella o vaso de los vecinos.


San Luis Agua, quien administra los recursos hídricos de la provincia, lo hacen a merced y conveniencia de los hermanos Rodríguez Saá, quienes usan para regar sus campos en La Cumbre con diques que son óptimos para el consumo de agua, mientras que dejan que manden agua de diques que están eutrofizados (invadidos por algas y transformados en pantanos) para que sea distribuido en las distintas localidades.


Los municipios que viven esta realidad, no dan abasto con las plantas potabilizadoras y no hay políticas públicas estatales provinciales que acompañen a una mejora del servicio, muchos menos si el gobierno elige a dedo, o mejor dicho, solo da fondos provinciales a los municipios que les son funcionales.