Buscar

El gobierno de San Luis sin fondos para mantener los planes sociales

En el día de ayer, Federico Berardo, Ministro de Desarrollo Social, anunció que lanzará un programa para darle empleo a los trabajadores del Plan Solidaridad. Este programa, ideado por Alberto Rodríguez Saá, busca darle empleo a los trabajadores del Plan en empresas privadas.

Rápidamente quedó al descubierto la maniobra del gobierno provincial que sigue llamando Ley de Empleo a un programa que cubre solo aquellos casos pertenecientes al Plan Solidaridad, mientras que el resto de la población puntana una vez más es excluida.


En este programa, el gobierno provincial firmará un convenio con empresas privadas, para beneficiarlas con créditos fiscales que podrán usar para evitar el pago de impuestos durante tres años.


Cabe recordar que en las últimas elecciones, el gobierno otorgó más de 80.000 planes, de los cuales pasado un año ya se habían despedido nada más y nada menos que alrededor de 30.000.


Sin embargo, resulta evidente que Alberto Rodríguez Saá, al no haber llevado una política laboral seria, tiene su efecto inmediato en el agotamiento de recursos para la mantención de las ayudas sociales.


Con el nuevo programa de empleo, el gobierno seguirá pagando el sueldo de aquellos trabajadores que produzcan para la empresa, quienes cumplirán la misma cantidad de horas que en las parcelas y mantendrán el mismo sueldo. Ese subsidio irá disminuyendo, siempre y cuando, la empresa se comprometa a contratar en blanco a los miles de trabajadores.


Por otro lado, la desconfianza en este nuevo plan es mucha, ya que Alberto Rodríguez Saá, quien hoy es candidato a gobernador, ha alcanzado números tristes e indignantes dentro de la economía local. En el 2018, la provincia de San Luis al mando de Rodríguez Saá, como hace cuatro décadas, ha perdido más de 16.000 puestos de trabajo y será tristemente recordado por lograr que 31,3% de los puntanos vive en la pobreza.