• LPSL

El candidato a vice de Rodríguez Saá defendió el tarifazo del interurbano

El ministro Mones Ruiz defendió ayer el tarifazo que el gobierno les aplicó a los usuarios del transporte interurbano. El compañero de fórmula de Alberto Rodríguez Saá dijo que “era necesario” el aumento y reconoció que los préstamos que el gobierno entregó a las empresas lo pagarán los usuarios.

Con la soberbia e irresponsabilidad que lo caracteriza, el ministro confesó que “No firmó con la Nación la entrega de recursos porque si lo hacía la ciudad recibía 68 millones”. Estas declaraciones son peligrosas y pintan de lleno la discriminación que sufre la capital puntana de un gobierno al que no le importan los ciudadanos.


Los montos que se encuentran disponibles son: para Villa Mercedes 17 millones, para Merlo 2 millones y el interurbano 53 millones.


Otro caso testigo es la no aprobación del plan de lucha contra la pobreza que el Municipio presentó y que beneficia al popular barrio La República. Un proyecto que duerme en los cajones de Mones Ruiz y que por cuestiones políticas no es tenido en cuenta.


El gobierno no solo no quiere hacerse cargo del transporte, sino que se opera para traer empresas “amigas” que se queden con los recursos provinciales. La brutal suba, más de 1600 por ciento en tres años, repercute de lleno en el bolsillo de los vecinos.


Al parecer la única solución que ideó el ministro fue prestarle plata a las empresas y cobrárselas el doble a los usuarios. Además de reducir frecuencias y servicios.