• LPSL

El bloque saaísta no da marcha atrás con el proyecto de taxi compartido


El polémico proyecto de taxi compartido presentado por el edil del bloque Unidad Justicialista ha generado una gran preocupación en varios sectores vinculados al transporte. Uta y los taxistas se oponen a la medida, mientras que los compañeros de Cabrera dicen que lo acompañarán.


Al parecer a la presidenta del bloque, Ayelén Mazzina, el proyecto le parece interesante y haría todo lo posible por sacarlo. Al interior solo Norma Rosales se opondría ya que es conocido que es dueña de taxis.


Por ahora solo conocen los pormenores de la medida los concejales del bloque Unidad Justicialista. Cabrera solo dio algunos datos a la prensa pero mantiene un hermetismo por el malestar que despertó la propuesta.


Aunque no tomó a nadie por sorpresa ya que vienen dando señales que avalan la presentación del mismo. Su "abstención" a la suba de la tarifa de taxi sumado al ataque contra el servicio público de pasajeros, dejan en evidencia que se venía preparando una movida política en contra del sector. Para los taxistas es una "puñalada por la espalda" luego de estar en distintas reuniones y comentar


A través de Alberto junior tendrían el aval del gobierno para ir adelante con el proyecto. Se sabe que el oficialismo, específicamente el operador Carlos Sergnese, no mantiene buenas relaciones con los gremios por negarse a darle el apoyo a la campaña de Adolfo. El mismo Cabrera habría obtenido el permiso oficial para llevar a cabo la propuesta. La idea es generar malestar social en la ciudad de San Luis y armar una cortina de humo que permita alejar la mira del grave problema financiero que aqueja a la provincia y la posibilidad de cancelar los planes sociales.