Buscar

Diez razones por las que la gente del Plan decidió no votar a Tamayo

A días de las elecciones, nos animamos a hacer un recuento de las diez razones por las que la gente del plan decidió no votar por Sergio Tamayo. Las mismas surgen de comentarios y mensajes que se han recolectado en esta redacción de trabajadores de dicho plan.

Además se tienen en cuenta las principales críticas de los beneficiarios y la actualidad de los mismos en cada una de las parcelas.


A continuación las 10 razones:


1. “No va nunca a las parcelas”. Es conocido que Tamayo no es muy visitador de las parcelas. El contacto con los trabajadores siempre es en actos.


2. “Nos obliga a ir a los actos de campaña y nos amenaza”. Esa es una de claves del deterioro de la relación con los planes. En distintas oportunidades los beneficiarios han sido prisioneros en las campañas políticas. Con la obligación de asistir a base de amenazas de despido y persecución.


3. “En los últimos meses echó a miles de compañeros”. Uno de los puntos que los beneficiarios más critican es el constante despido de compañeros. Que por el sistema de “goteo” son dados de baja mes a mes.


4. “Da órdenes y nunca agarró una pala”. “Uno siempre debe predicar con el ejemplo”, esa frase no le cabe a Tamayo. Ya que nunca se lo vio realizar tareas o “agarrar una pala”. A pesar de que sus publicistas intenten instalar que sí.


5- "Realizó promesas que nunca cumplió". Otro punto de quiebre con los beneficiarios fueron las promesas que nunca cumplieron. Como los contratos que nunca llegaron y las capacitaciones irrisorias que duraron una semana.


6- "Nunca otorgó condiciones dignas de trabajo". Algo que caracteriza a las parcelas es la falta de condiciones dignas de trabajo. En la mayoría no solo no hay baños, sino que los beneficiarios muchas veces deben llevar herramientas de sus propias casas.


7. “Nunca nos dio estabilidad laboral”. La realidad de los planes es inestable. No hay un mes donde los beneficiarios no estén pensando en que será el último. El terror institucional que impone el Estado, a través de coordinadores, recae sobre la gente cansada del maltrato.


8. “Le chequean las redes sociales a los beneficiarios”. Una de las maniobras de persecución más utilizadas es la del monitoreo de las redes sociales. Las personas son perseguidas en sus perfiles y obligadas a compartir cosas referidas a Tamayo.


9. “Nos hicieron ir de un lugar a otro varias veces”. Los traslados y los cambios son moneda corriente. Hay personas que han cambiado de sector en innumerables ocasiones, siempre en las peores condiciones de trabajo.


10. “No nos dejan acercarnos a otros políticos y sacarnos fotos”. Eso es parte de los aprietes y la violencia que sufren cada día los beneficiarios. Quienes no pueden ni siquiera mirar a dirigentes de la oposición. “Por favor no me saquen fotos”, es una frase recurrente en cada visita a una persona del plan, que convive con el miedo a ser dejada sin su beneficio.