Buscar

Despidos en Juana Koslay: Toti Videla acusa a Andrés Vallone de estar operándolo en contra

El culebrón de peleas del oficialismo provincial en Juana Koslay tiene un nuevo capítulo. El nuevo intendente de Juana Koslay, Jorge “Toti” Videla salió al cruce de las críticas que recibe su actual gestión en una entrevista con el programa Nada Secreto de Radio Universidad.  Acuciado por las denuncias de UPCN y reclamos de trabajadores echados en ese municipio, Videla se defendió afirmando que “no hubo despidos” y que lo suyo es un reestructuración de personal para formar su equipo.

La realidad es que fueron dados de baja varios contratos en Juana Koslay. Desde el gremio que nuclea a los empleados provinciales, la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), informaron que los despidos y quita de derechos adquiridos eran arbitrarios e injustificados. Videla manifestó que los 53 contratos no renovados son todos de funcionarios y sus equipos nombrados por la gestión anterior, que eran cargos políticos y que además tenían dobles beneficios como jubilaciones, planta o contrato en el Gobierno provincial con pasantías en la municipalidad de Juana Koslay, etc. y adjudicó la desprolijidad al anterior intendente Andrés Vallone, mencionándolo como el Monje Negro detrás de la protesta por las cesantías.

El ex intendente Vallone, hoy devenido diputado nacional gracias al cambio de color político de Claudio Poggi que dejó su rol de diputado electo por el oficialismo provincial para ser senador nacional por Avanzar- Cambiemos, no ha levantado el guante ni ha respondido  las acusaciones de Videla hasta ahora. Es conocida la feroz interna que mantiene la primera y segunda línea política que conducen los hermanos Rodríguez Saa, especialmente en el municipio de Juana Koslay donde han instalado un folclore político de traiciones y golpes bajos entre candidatos del mismo espacio.

No hay lugar a dudas que la disputa tiene que ver con esos hábitos. En la entrevista mencionada Videla insistió con  un “lo conozco mucho” para colocar a Vallone como el artífice del mal momento que pasa su gestión.

También lo acusó de haberle dejado minado el organismo con plantas permanentes que responderían políticamente al flamante diputado. Se quejó de que en aquella gestión no hubo política recaudatoria y que hoy solo el 20% de los koslayenses paga las tasas y el agua; y que se ocupará de hacer eficiente el municipio porque según él no hay buena prestación de servicios con la estructura que encontró la asumir.