Buscar

Desesperación: Alberto Rodríguez Saá pretende construir 208 casas a días de las elecciones

La realidad demuestra que hasta la fecha, el gobierno provincial construyo solo 70 casas de las miles que había prometido construir en las elecciones de 2015, jugando además con la ilusión de 60.000 habitantes de la provincia que habían alcanzado a inscribirse para ese año a fin de obtener una casa propia.

Anuncios falsos siguen dando de qué hablar sobre la falta de gestión que tuvo el gobierno de Alberto Rodríguez Saá, “Continuaremos trabajando en vivienda, en salud, en educación y todo lo que sea necesario para que la palabra justicia social sea una realidad” era una de las frases que resumía el trabajo que iba a llevar a cabo luego de que fue elegido gobernador por tercera vez en 2015. Recién dos años más tarde, en 2017, firmaba los decretos de apertura de los planes habitacionales.


Se abrieron las inscripciones y 60 mil sanluiseños se registraron para poder obtener su casa propia. Claramente la realidad fue otra porque hasta la fecha solo se construyeron 70 casas distribuidas en el interior de la provincia; 38 en Luján con un presupuesto de $26.680.000; 7 en San Francisco por $4.356.000; una en Alto Pelado a un costo de $596 mil; y otras 24 en los departamentos Ayacucho, San Martín y Junín  que representaron $18.195.000. En total se destinaron $49.824.000.


La propuesta de 2015, fue cambiando a medida que se dejaba en evidencia la falsa ilusión que había ocasionado en los sanluiseños. En 2018, el plan de viviendas, créditos y lotes paso a llamarse “Sueños Puntanos”, donde se excuso de que los 60 mil que se habían inscripto solo 22 mil necesitaban realmente una casa aunque el final fue el mismo, no hubo construcciones.


A finales de 2018 cambio el discurso diciendo que solo iban a construir 1322 casas, ya que consideraban  que no existía tal demanda de acuerdo a relevamientos oficiales.


De la misma manera, impulsó el Plan Mejorar, a través del cual el Gobierno provincial se comprometió a brindar créditos de $30 mil para refacciones. Fue otra falsa promesa ya que aquellos interesados que llenaron los formularios nunca recibieron el dinero.


Ya en 2019 y a pocos días de las elecciones a gobernador, se está por firmar el decreto para la construcción de 208 casas en el norte de la capital puntana, como muestra de que necesitan realizar obras para dar cuenta de que “algo” hicieron en estos cuatro años, aunque no cumplan con lo prometido y con la cantidad de sanluiseños que ilusionados esperan por un techo propio.