• LPSL

Denuncias por corrupción y mal manejo del policlínico

Desde el 22 de abril se dio a conocer un comunicado por el cuerpo de delegados y miembros de la comisión directiva de Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA) donde la falta de insumos, medicamentos y mal manejo de la comida son los puntos principales de queja por parte de los directivos del Policlínico dirigido específicamente al Ministerio de Salud de la Provincia.

El personal de enfermería del nosocomio vive una dura situación como trabajadores del lugar. Hace días un comunicado pegado en los escritorios de la dependencia, además de ser difundido por las redes sociales, dan a conocer los puntos alusivos a los reclamos que tienen que ver con el trabajar día a día en el policlínico y también situaciones que afectan directamente a los pacientes.


“¿No sería conveniente que la Dirección de a conocer esta situación para que el usuario no agravie ni maltrate al personal?” es una de las preguntas que aparecen en el comunicado dando cuenta la falta de insumos para cumplir con el trabajo (llaves de tres vías, guantes, barbijos, perfus) y hasta medicamentos como analgésicos e insulina.


En otros puntos aparecen cuestiones relacionadas con la comida en estado de putrefacción que reciben las y los enfermeros o directamente como se les niega la comida, “deben mendigar un plato de comida cuando quedan recargados y se lo terminan negando. No les importa denigrar a las personas”, recriminaron a los directivos del nosocomio.


También se pone en evidencia el sobrecargo de horas que los médicos, odontólogos, farmacéuticos, bioquímicos y otros profesionales de la salud que se encuentran encuadrados en los términos de la Ley de Carrera Sanitaria “¿se les recordará las horas de trabajo que deben cumplir?”.


Por otra parte da a conocer que las enfermeras no tienen un baño propio específico y trabajan de manera recargada, sin tener contemplación ni protección por parte del Gobierno (patrón) en caso de estar enfermas o necesitar días de licencia.


Es por eso, que los directivos del Policlínico Regional San Luis solicitaron a la actual Ministra de Salud de la Provincia Silvia Sosa Araujo a “abandonar estas prácticas desconsideradas y absolutamente discriminatorias, no lesionen aún más la moral de estos trabajadores”.


Finalmente se les pide a los trabajadores del lugar que “luchen todos juntos por sus derechos, digan basta al trato indigno, discriminatorio, el ninguneo, pueden y deben exigir que se los respete. Han visto pasar a muchos funcionarios de este mismo Gobierno que luego escaparon por las ventanas”