• LPSL

Denunciaron a Cianchino por irregularidades y mal desempeño

Alejandra Martín y Érica Méndez, ambas integrantes del Tribunal de Cuentas de la Municipalidad, denunciaron a Marcos Cianchino –tercer integrante del Tribunal- por irregularidades y mal desempeño en la función que ejerce desde hace 10 años.

Alejandra Martín señaló que cuando ambas asumieron el 10 de diciembre de 2016 encontraron casi 9 mil expedientes sin analizar; expedientes que estaban escondidos como archivados cuando en realidad correspondía la realización de juicio de cuentas; expedientes en los que Cianchino tardó dos años en expedirse y cuando lo hizo disfrazó la fecha de la emisión de su voto y también encontraron expedientes con 11 años de trámite cuando el procedimiento establece un plazo de dos años como máximo.


Cianchino, quien está sospechado de ejercer actividad privada en un estudio contable en violación a las disposiciones de la Ordenanza y el Reglamento Interno, se sumó a la campaña impulsada por el concejal Alfonso Vergés, quien para posicionarse políticamente patrocina la denuncia falsa suscripta por un ex inspector de obra. Cianchino en una denuncia ante el Concejo Deliberante realizó una serie de imputaciones, pero omitió explicar las irregularidades cometidas durante los dos períodos en los que fue presidente del Tribunal


“Cuando llegamos nos encontramos un desborde de expedientes y una desorganización en las tareas. En dos años hemos resuelto 7 mil expedientes, lo cual demuestra que con horas de trabajo, seguimiento interno del circuito y capacitación del personal, se pueden conseguir resultados. El contador Cianchino hace diez años que integra este Tribunal y en dos oportunidades fue presidente, por lo tanto no puede desconocer esta situación”, señaló Alejandra Martín.


“Los casi 9 mil expedientes estaban incluidos en 472 Balances de Caja de los años 2007, 2009, 2010, 2012, 2013, 2014, 2015 y 2016. De esos expedientes existían doscientos once balances que no tenían ni siquiera el respectivo expediente interno que se conforma en el tribunal a los efectos de dar trámite al análisis de las causas”, dijo Alejandra Martín.


“De todos esos expedientes que recibimos sin analizar, al día de la fecha hemos resuelto 7 mil y nos queda aún para resolver el 16 por ciento restante”, puntualizó la abogada. “Además se encontraron más de 40 cajas guardadas en un estante superior de un placar de una de las oficinas, que contenían los expedientes de gestión de María Angélica Torrontegui, los cuales nunca recibieron ningún tipo de análisis ni dictamen por medio del cual se justificara el motivo por el que no se habían revisado dichos expedientes”.


“Este es el tercer mandato del contador Cianchino, que está en funciones desde hace 10 años. Cuando encontramos las cajas de la gestión de Torrontegui, el Secretario Legal y Técnico, Carlos Vilche, dictaminó que esa omisión de análisis importaba una causal de juicio político”.


“Durante estos dos años, con la contadora Méndez hemos ido ordenando y limpiando el Tribunal y es así que hemos encontrado una serie de irregularidades en la tramitación de los expedientes, como por ejemplo el expediente 190 de 2014 tuvo un trámite de nueve años y cinco meses, y fue resuelto el año pasado por unanimidad diciendo que era carente de utilidad expedirnos acerca de la responsabilidad de un funcionario nueve años después”.


“Ese no fue el único expediente sino que también encontramos el expediente número 48, que había ingresado en 2006 y permaneció sin resolución durante 11 años y nueve meses. El expediente 133 estaba incluido en la caja de los archivados, cuando ese expediente tenía acuerdo de inicio de juicio de cuenta y permanecía archivado sin resolución. Ese expediente que apareció como archivado cuando en realidad correspondía juicio de cuentas, tuvo un trámite de 8 años y diez meses y aún no está terminado”.


“El expediente 254 tenía la misma situación que el anterior, había sido pasado al archivo en septiembre de 2016 sin resolución. En el expediente 141 encontramos otra irregularidad porque la Contadora Fiscal, en aquel entonces Alejandra Pinelli, había emitido su dictamen y lo había pasado en el año 2015 con el pase asentado al dorso de una foja. Ese expediente es recibido por Cianchino y este lo devuelve en 2017, pero en vez de incluir el pase a continuación del que decía pase al contador Cianchino, lo puso en el frente de la foja y asentó allí su voto de tres líneas y tardó casi dos años en expedirse”.


“Cuando Cianchino pone ese voto de tres líneas, le pone como fecha San Luis agosto 20175, lo cual puede inducir a suponer que quiso confundir acerca de la fecha real en la que había votado. La Ordenanza 2676/96 y el Reglamento Interno determinan que si el Tribunal decide que las cuentas se deben aprobar, esta resolución debe ser dictada en 20 días. Si se debe iniciar un juicio de cuentas, computando los plazos del dictado de juicio de cuentas, traslado, notificación, la posible apertura de prueba, dictado de sentencia, el plazo no puede llevar más de un año”.


“En una cuestión extraordinaria que no ha dado nunca, supongamos que no consigamos el domicilio del ex funcionario y que el Tribunal tenga que publicar un edicto. Viene el ex funcionario y pide ampliación de plazo, pide ampliación de la causa a prueba, con todas estas extensiones un proceso no puede durar más de dos años. Sin embargo en este Tribunal hay expedientes con 11 años, 9 años, 8 años de trámite, lo cual ha violentado y cercenado incluso el derecho de defensa de los afectados”.


“Para que se entienda, estos expedientes estaban cajoneados y nosotros los volvimos al circuito, pero nos preguntamos si después del tiempo transcurrido es válido y es justo tomar una resolución. Imaginen que alguno de ustedes hoy reciba una notificación para que se defiendan en 2018 sobre algo que hicieron en 2011”.


“La justicia cuando llega tarde no es justicia y esta no es una irregularidad menor. Además es grave haber tratado de disimular la demora en los votos, porque tenemos un plazo para expedirnos de 15 días para el primer voto, mientras que el resto de los miembros tiene un plazo de 10 días”.


“Encontramos también que cuando se formaba un juicio de cuenta en un expediente donde había intervenido varios funcionarios y formaban un expediente por cada uno de los funcionarios, con trámite separado, violando el principio de acumulación de causas que establece que todo aquello que se refiere a un mismo objeto debe tramitar de manera conjunta. Lo que ocurrió fue que se dictaron sentencias contradictorias”.


“En dos años con la contadora Méndez hemos resuelto 14 mil expedientes de gestión, lo cual importa el 86 por ciento más de resolución de expedientes que en los dos años inmediatamente anteriores a nuestra asunción. Esto demuestra que sí se podía trabajar más horas, que se podía tomar medidas para el control en el circuito de expedientes, capacitando al personal, tomando medidas idóneas para que el Tribunal funcione como corresponde”.


“Nosotros hemos puesto esta situación en conocimiento del Concejo Deliberante, que es el organismo que controla si nosotros cumplimos nuestra función de manera idónea. Nosotros tenemos la tranquilidad de haber realizado una ardua tarea y de habernos manejado con transparencia y honestidad en la función, de forma objetiva e imparcial. Todo esto que estamos dando a conocer nos ha llevado dos años de trabajo, porque cuando llegamos había un desborde de expedientes y una desorganización absoluta de las tareas. Como dato podemos agregar que el contador Cianchino fue presidente en dos oportunidades de este Tribunal”, concluyó Alejandra Martín.