• LPSL

Denuncian que la causa contra el dirigente saaísta que baleó a un empleado está paralizada

Marcelo Musladino, el empleado baleado por el exintendente de Renca y dirigente saaísta Claudio Peralta, denunció que la causa por las lesiones que le produjo el político del departamento Chacabuco está paralizada.

En diálogo con radio Nacional aseguró que en el Poder Judicial ha cajoneado la causa y que Peralta es impune. Además explicó que el exintendente “sigue usando armas de fuego y ligado al gobierno provincial”.


Peralta actualmente se encuentra libre, tras pagar una fianza de 500 mil pesos y no ha dado respuesta por el hecho. Solo pasó tres días detenidos, en medio de resoluciones polémicas de distintos jueces. En 2017 negoció con los hermanos Rodríguez Saá la candidatura y posterior asunción de su hija como intendenta de Renca. Todo un signo de los manejos y de la libertad con que se maneja.


Mientras que Musladino tuvo que mudarse de ciudad, actualmente todavía tiene los efectos en su salud del balazo que le pegó Peralta y trabaja de manera informal para mantener a su familia.

MUSLADINO TUVO QUE IRSE DEL PUEBLO Y ESPERA JUSTICIA JUNTO A SU FAMILIA


Las “cajoneadas” en el Poder Judicial son moneda corriente. Es más que sabido que las causas que involucran a dirigentes oficialistas no tienen rápida resolución. La supuesta independencia de la Justicia puntana es una utopía y avanza en sus relaciones carnales con la familia gobernante, que pone presidentes afines a su proyecto político.