• LPSL

Denuncian a Alquimaq por apropiarse del predio de la ciudad china

La empresaria radicada en Estados Unidos que en 1999 impulsaba la construcción en San Luis de una ciudad para 20 mil inmigrantes chinos, denunció que el empresario Adrián Pascucci –uno de los dueños de la empresa Alquimaq- falsificó un poder y se apropió de una parte de las 500 hectáreas donde la empresaria, también de origen chino, planeaba desarrollar el proyecto luego frustrado por las sospechas de corrupción que involucraron a los Rodríguez Saá y también al menemismo.

Su Lin, quien desde los 90 reside en Nueva York, inició una demanda para recuperar las tierras lindantes al autódromo Rosendo Hernández, donde Pascucci –uno de los empresarios investigados en la causa por las coimas en la obra pública kirchnerista- construyó un country.


La ciudad china fue una de las causas por las cuales los Rodríguez Saá necesitaban apoderarse del control del municipio de San Luis, dado que el proyecto demandaría la construcción de una formidable red de servicios públicos, en un momento en que las empresas constructoras vinculadas al gobierno comenzaban el despegue que las llevaría a la construcción de obras de alcance nacional luego de las cuales terminaron acusadas de corrupción.


A raíz del proyecto de la ciudad china, que habría sido el pago que recibió el Adolfo de parte del menemismo por la integración de aquella bizarra y efímera fórmula presidencial con el Turco Asís, los Rodríguez Saá en septiembre de 2000 intentaron dividir la ciudad en cuatro municipios y luego intentaron destituir a Carlos Ponce a través de la campaña sucia encabezada por el actual gobernador denominada “Por una navidad sin Ponce”.


El rechazo masivo a la iniciativa impulsada por el adolfismo, donde uno de los principales referentes era el agrimensor Guillermo Aguado, determinó que las 500 hectáreas cayeran la mitad en manos de Alquimaq y la otra mitad en manos de Mario Rovella.