• LPSL

Crece la interna entre Bianchi y Vallone por la conducción del bloque saaísta en el Congreso

La bancada saaísta en el Congreso nacional está que arde. A pesar de que han intentado disimular que todo está bien, varias fuentes confirman la grieta entre Ivana Bianchi y Andrés Vallone.

Desde la llegada del exintendente de Juana Koslay la relación entre los Legisladores ha ido desgastándose. El alto perfil que quiere tener Vallone es uno de los detonantes de los malos momentos.


Luego de su viaje al Caribe volvió a las pistas mediáticas; un Vallone totalmente desinhibido que aprovecha las cámaras para decirle al Presidente lo que tiene que hacer.


Bianchi no quiere perder terreno y no estaría dispuesta a entregar la conducción del bloque en el que ha estado trabajando desde hace años. El viaje de vacaciones que se tomó Vallone, generó rispideces y el enojo de la diputada que se lo hizo saber.


"Estamos tratando temas de importancia y este se va al Caribe en abril", habría dicho Bianchi a su círculo intimo de asesores.


Al exintendente le tocó gobernar una ciudad de 12.000 habitantes y no tuvo un paso aceptable, ahora parece saber más de economía que el propio Adolfo. Con publicidad paga quiere imponerse como la voz del bloque, pero sus pergaminos no le darían ese lugar.


El aterrizaje de Andrés en la banca de los 150.000 pesos fue todo un hecho fortuito, debido a que Poggi debió asumir como Senador. Al parecer Vallone pretende impresionar a sus popes para que lo “cuelen” en la próxima lista sabana.