• LPSL

Crece la inseguridad en San Luis: robos y asaltos recrudecen mientras desde el gobierno lo niegan

Robos, asaltos y entraderas se han convertido en moneda corriente en la provincia. A pesar de que desde el gobierno se escondan las cifras y no haya datos sobre la realidad de los casos de inseguridad, en las redes sociales se visibilizan diariamente los ilícitos.

Los cambios en el ministerio y en la Policía no solo no tuvieron efecto negativo, sino que intensificaron la interna entre efectivos y funcionarios.


El gobierno parece no encontrarle la vuelta, incluso algunos dirigentes aseguran que lo que se busca es esconder bajo la alfombra lo que sucede. Ni los operativos que cazaban “perejiles” ni las campañas en las rutas pueden justificar la falta de móviles y unidades en los barrios.


En el medio la gente denuncia que hay zonas liberadas y que la mayoría de las denuncias van a parar al basurero. Tampoco los medios “amigos” beneficiados con pauta reflejan el flagelo que está viviendo la sociedad puntana.


La lista de funcionarios sin formación que han pasado por el ministerio de Seguridad es el reflejo de una gestión a la que parece no interesarle el tema. Tanto es así que para apretar las aguas al interior de la fuerza, Rodríguez Saá puso a dedo a su custodio personal como Jefe.


Algo que generó una lucha furiosa que podría decantar en un escándalo sin precedentes.