• LPSL

Crece el malestar por el dinero que exige el gobierno para cancelar viviendas

En una nota publicada en el diario vocero de la familia gobernante, la Secretaria de Vivienda, Angela Gutierrez de Gatto, salió a aclarar lo que ya es un escándalo y ha provocado el malestar en los poseedores de una vivienda social.

Al conocerse los planes de regularización, los que están al día se encontraron con que para cancelar las pocas cuotas que les quedan debían abonar sumas que iban de los $60.000 a los $120.000 en concepto de de “permiso de cancelación anticipada”. Los comentarios negativos no tardaron en llegar. Familias que tienen al día su vivienda y les quedan pocas cuotas para cancelar no pueden hacerlo anticipadamente sino pagan una pequeña fortuna, imposible de alcanzar para la mayoría de los trabajadores.

En las redes sociales lo propietarios planteaban que  faltándoles menos de 10 cuotas que suman casi mil pesos, al presentarse en Rentas de la Provincia se anoticiaban que debían pagar $60.000 para abonar esas pocas cuotas. Debido a esto, ahora  Gutierrez de Gatto manifestó al matutino de propiedad de los Rodríguez Saá en un párrafo bajo el subtítulo “Una aclaración necesaria”, la funcionaria se explayó: “Esto a quienes abarca? ¿Cuándo se da la escritura? Cuando uno termina de pagar la casa ¿Cómo la termina de pagar? Por la vía normal. Es decir, si mi contrato era de 250 cuotas y a mí me entregaron la casa hace 249 meses, ahora, cuando pague mi última cuota, sí obtendré mi escritura totalmente sin cargo".

Sin embargo en la propaganda que circula en los medios dice que la escritura gratuita es solo hasta el 31 de julio y el que no haga todos estos trámites hasta esa fecha se encontrará con montos que duplicarán el valor y sin escritura gratuita. En el diario la Secretaria dice otra cosa, y afirmó que la escritura seguirá siendo gratis aunque no cancelen anticipadamente: “Si el adjudicatario quiere seguir pagando su casa, mes a mes, lo puede hacer tranquilamente”.

Al final de la nota dijo que solo pagarán los montos de cancelación anticipada aquellos que quieren terminar de pagar antes la vivienda y que la escritura será gratuita, tema que también los propietarios pusieron en discusión en comentarios en las redes sociales, “pagar $60.000 para cancelar la casa anticipadamente no es gratuito, es la escritura más cara de la historia”. Otro poseedor dijo “con esos montos que piden solo pueden cancelar la casa los que ya la tienen a la venta y tienen comprador”.

Lo paradójico es que muchas de esas personas se inscribieron en los créditos de ampliación que prometieron en la campaña electoral de 2017 y les están pidiendo lo mismo que sale ampliar una habitación para cancelar la casa. Muchos de ellos ya tienen la escritura y querían dejar de tener la hipoteca de Gobierno en la misma, deberán esperar hasta terminar de pagar las cuotas mes a mes.

A todos les está quedando claro que esta es una medida recaudatoria porque la Provincia no tiene los fondos para iniciar los planes de viviendas prometidos y en los que se inscribieron miles de personas vía una web que el Gobierno montó para las elecciones de 2017. Ninguno de los inscriptos ha recibido respuesta, ni los que solicitaron viviendas ni los que aplicaron para créditos de ampliación y/o refacción.