• LPSL

Crónica de la opereta contra la Municipalidad, gestada desde la oficina de dos concejales

Esta semana, hubo una nueva operación mediática contra el Municipio generada en la oficina de una concejal y apoyada por la UTA, de reconocida militancia albertista.

Todo comenzó el lunes pasado en la oficina de la concejal Ayelén Mazzina, donde se reunieron la edil, su padre que es chofer de Transpuntano y uno de los cabecillas del gremio, y el ahora ultrasaaísta Luis "Piri" Macagno. Al cónclave se sumó el denostado líder del gremio, Iván Piñeyro.


El objetivo fue claro, armar una opereta para salir del ostracismo político y difamar. El sueño de los ediles "figurar en el radar del Alberto", de la UTA seguir manteniendo los favores económicos.

Ese mismo día se simuló una visita "espontánea" de algunos choferes a la comisión de Transporte en el Legislativo municipal. Además de los gremialistas, llegaron periodistas y cámaras de los medios oficialistas Canal 13 y el Diario de la República.

La reunión fue una puesta en escena de acusaciones e injurias sin argumento, liderado por Mazzina y Macagno que a esa hora ya preparaban un nuevo capítulo, ir a la empresa sin avisarle a los directivos. Allí llevaron las cámaras aliadas y montaron un show en la puerta de la empresa de transporte. Inmediatamente se activo la pata mediatice que comenzó con notas y publicaciones en el periódico de la familia Rodríguez Saá y con declaraciones de los concejales en cuestión.


El propio matutino dedicó tres notas en menos de 20 horas a la supuesta situación de la empresa, hecho que desmuestra la intención editorial de mostrar una crisis en el transporte urbano. Tapando la realidad del interurbano que lleva más del 60 por ciento de aumento de la tarifa en lo que va del año.


Cabe destacar que Transpuntano es la única empresa que tiene los sueldos al día, con unidades nuevas y que además brinda los boletos estudiantil y jubilados de manera gratuita. Mientras las otras empresas, ligadas al gobierno, aún no pueden abonar los salarios del mes de enero.

El episodio más escandaloso sucedió durante la noche, cuando misteriosamente una unidad de Transpuntano tuvo un "supuesto" accidente por una falla técnica. El hecho se dio justo frente al Canal oficialista, lo que demuestra el nivel de cinismo con el qué se manejaron los implicados en este caso.

Pruebas comprueban que se trató de un atentado en el que estaría más que implicado Piñeyro y el chofer. Es una obviedad remarcar que por algún motivo, cada vez que la UTA hace operetas suceden catástrofes con los colectivos.


Horas más tardes el gobierno provincial volvió a meter un tarifazo en el servicio interurbano, dejando en claro que la maniobra de la mañana buscaba tapar otro golpe al bolsillo de los usuarios por parte de Rodríguez Saá.