• LPSL

El Estado Provincial contra los humildes

El gobernador Alberto Rodríguez Saá, todavía no aprueba el proyecto contra la pobreza que pidió la Municipalidad para iluminar el Barrio República.

Hace una semana el gobernador de San Luis estuvo reunido con 13 intendentes de distintas localidades de la provincia, mas funcionarios de su gobierno. En dicha reunión, dejo en claro que aquellos municipio que reciban Fondos de Nación, iban a quedar afuera del Plan de Lucha contra la Pobreza si no se desvinculaban de los fondos nacionales, es decir, si no dejaban de ser afines a las políticas nacionales, convirtiendo a dicho Plan, es una cuestión prácticamente partidaria.


Según el ministro de Gobierno, Eduardo Mones Ruiz, “…La intendencia que esté de acuerdo con recibir los fondos espurios, no debería participar en este reparto de los fondos de Lucha contra la Pobreza, porque sería volver a colocar a los municipios en un pie de desigualdad”.


Claramente, lo que se está poniendo en juego es la cuestión partidaria, ya que en un primer momento, solo se llamo a 13 intendentes de la provincia.


 En segundo lugar  se está llevando a cabo un acto de desigualdad que afecta directamente a los vecinos no solo de la ciudad de San Luis, sino también a aquellos que viven en municipios que no son funcionales al gobierno provincial.


Un caso concreto de esto último, es la situación que están viviendo los habitantes del barrio República, quienes todavía no tienen el tendido eléctrico correspondiente que proporciona la empresa EDESAL, de la que son socios los Rodríguez Saá, solo por el hecho de que el municipio capitalino logro expropiar los terrenos para poder hacerse cargo de la situación barrial.


La realidad es, que el gobierno de la provincia, elige a quien dar o no, los subsidios provinciales que les corresponde a todos los municipios por igual.