• LPSL

Continúan las indagatorias por los delitos electorales de candidatos y punteros del saaísmo

La intendenta Claudia Pinelli, de la localidad de Nogolí, está involucrada en la causa de “votos marcados” para coaccionar a los inscriptos en los distintos planes del gobierno a votar la lista de candidatos a senadores nacional de Adolfo y Alberto Rodríguez Saá. El fiscal apeló ya que el juez Federal, Juan Maqueda, rechazó el requerimiento de la denuncia por el fraude en las elecciones de 2017 en Nogolí.

Las puertas se volvieron a cerrar para el Ministerio Público, el cual realizaba un pedido  para que se cite a indagatoria a la actual intendenta de Nogolí por accionar sobre la decisión de cuatro electores, y a Nancy Escudero, puntera del PJ.


El fiscal, Cristian Rachid, apeló a las decisiones del magistrado, cuestionando la falta de mérito de Pinelli y que de todas las imputaciones, la única que fue acogida totalmente fue la de Quevedo, dejando a las otras acusaciones rechazadas.


Al principio de la investigación se sumaron como prueba de este delito, tres boletas marcadas sin usar y el testimonio de vario electores. El día de las elecciones del año 2017, se contaron 65 votos marcados, pero por esos casos, el fiscal no promovió la imputación de los acusados.


La acusación por este caso comienza en octubre del 2017 y fue radicada por los apoderados del Frente Avanzar y Cambiemos. Según la acusación, esta maniobra de votos marcados, tenía como objetivo el control de los electores que estaban inscriptos en los diferentes planes sociales del gobierno.


Nancy Escudero y Nicanor Hilario Amieva distribuían boletas marcadas con un código compuesto por una letra y un número, que señalaban a que plan pertenecía cada votante y para saber cómo iban a votar. De este manera, en el caso de no sufragar como se les pedia, eran amenazados con quitarles el plan.


Pinelli fue candidata a intendente en esa elección. Quevedo se desempeñó como fiscal de la escuela, mientras que Amieva y Escudero fueron fiscales de mesa.