• LPSL

Continúa infructuosa la búsqueda de jóvenes perdidos

Se ha vuelto tristemente habitual leer el desesperado pedido de los familiares de Juan Carlos Rubilar y Lucas Bolotti en los comentarios de Facebook de los perfiles de Adolfo y Alberto Rodríguez Saá pidiendo que redoblen los esfuerzos en la búsqueda de los jóvenes perdidos.


Juan Carlos Rubilar de 29 años, es el más reciente de estos casos, desaparecido el 4 de febrero de este año en Villa Mercedes. Fue la noche del 3 de febrero a La Pedrera a ver las comparsas y desde esa noche no se tienen noticias de su paradero.


Las búsquedas se han orientado a revisar campos y pequeñas poblaciones como Las Isletas, Nueva Escola y Lavaisse sin ningún resultado positivo.


El caso Rubilar se sumó al de Lucas Boloti, 24 años, desaparecido el 19 de julio del 2017 en la localidad de Papagayos donde su familia tiene una casa de vacaciones.


Ambos jóvenes presentan un retraso madurativo lo que vuelve más desesperante la búsqueda por sus limitaciones.


La semana pasada, Estela Vicondoa, mamá de Lucas Bolotti, comentó en su cuenta de Facebook que una mujer se comunicó con ellos para decirles que había visto un joven con las características de Lucas junto a un hombre en Villa Larca. La información ya fue entregada a la Justicia.


La provincia ha ofrecido recompensas por datos fidedignos que permitan dar con el paradero de los jóvenes pero no han obtenido resultados hasta el momento. No se sabe si la Justicia ha hecho una solicitud de paradero a nivel nacional pues hasta hace poco los datos de los jóvenes no figuraban en búsquedas nacionales y fueron ingresadas a algunos portales sobre el tema por particulares.