• LPSL

Continúa el cierre de fábricas en San Luis a pesar de que el gobierno provincial prometió salvarlas

Son aproximadamente 200 empleados que todavía trabajan en la empresa y ayer a la mañana realizaron una protesta por esta decisión unilateral de la firma en medio de una negociación de un plan de crisis.

La empresa de capitales mexicanos había reducido personal y realizado suspensiones temporarias en oportunidades anteriores en los últimos meses.


La gerencia de MABE decidió suspender la actividad este lunes pasado sin notificar alos operarios de producción. El delegado Roberto Gómez habló con la prensa y manifestó que fueron suspendidos sin aviso salvo 15 empleados de administración que sí fueron notificados.


En entrevista con Roberto Gómez, Delegado de Mabe manifestó que no tuvieron notificación y hoy no le permitieron Ingresar a su trabajo.


La semana pasada tuvieron reuniones con la empresa sobre la propuesta que emitió ésta de un periodo de suspensión sobre la cual el Ministerio de Trabajo de la Nación no había resuelto hasta ahora.


Durante el fin de semana empleados administrativos fueron notificados que no debían presentarse durante 15 días pero no así los empleados de producción. Este lunes cuando los operarios llegaron a trabajar se encontraron con las puertas cerradas de la planta.


“El gerente no dio la cara nunca y ese es el gran malestar que tenemos los trabajadores”, manifestó Gómez, también afirmó que el viernes les habían dicho que dejaría de funcionar el comedor y el transporte y sin embargo este lunes los colectivos pasaron a buscarlos y cuando llegaron se encontraron con que no podían entrar. “Dicen una cosa y dentro de la empresa la realidad es otra, apuraban la producción”, expresó sobre la situación laboral dentro la empresa donde la producción no habría mermado.


La propuesta de la empresa era una suspensión de 15 días al 70% y un retiro voluntario de 30 personas al 80 y 100% con un pago en cuotas, según antigüedad; medidas con las que los trabajadores no estaban de acuerdo. El 95% del personal que queda en MABE es de planta, solo 10 personas serían contratados.