• LPSL

Conclusiones de La Pedrera: muchas ausencias y sigue la división en el peronismo

Con un acto sin gobernadores peronistas salvo el anfitrión Alberto Rodríguez Saá y el arco kirchnerista presente pero con la ausencia de Cristina Fernández de Kirchner, la juntada en La Pedrera bajo la consigna “Hay 2019” terminó con gusto a poco.

Para reafirmar las divisiones que hay adentro del peronismo, Miguel Pichetto realizará un acto en Gualeguaychú para lanzar el “Peronismo Federal” acompañado por Juan Manuel Urutbey y se espera la presencia del gobernador entrerriano Gustavo Bordet. Este acto se plantea como contracara al encuentro que reunió a Rodríguez Saá, el kirchnerismo y Moyano. En declaraciones a los medios, el senador Pichetto manifestó que “junto a un grupo de senadores entendemos la necesidad de constituir una línea interna y a nivel nacional dentro del peronismo, porque los que se reunieron en San Luis no son la única opción. No hablamos negativamente de nadie pero no tenemos nada que ver con el kirchnerismo ni con el falso concepto de unidad”.

La ausencia de gobernadores en el encuentro de San Luis marcó que los jefes de los ejecutivos provinciales no van a sacar los pies del plato de sus gestiones porque necesitan los fondos de Nación y dejarán para más adelante las definiciones políticas. Además, algunos funcionarios de las provincias ausentes en el encuentro dejaron traslucir que nada los obligaba a acompañar a Alberto Rodríguez Saá “alguien que siempre se cortó solo y ahora quiere que lo acompeños”.

El Diario Página 12 culminó su crónica del encuentro con este párrafo que denota las divisiones que había dentro de La pedrera: “El final, se caía de maduro, tenía que ser con la marcha peronista cantada a viva voz, incluyendo la estrofa “nueva”, esa que recuerda a Néstor y Cristina, que no cantaron todos pero sí la mayoría.”

El diario Clarín escribió: “El faltazo de Sergio Uñac, de San Juan, fue el golpe más duro porque, dicen las fuentes, si el sanjuanino participaba también lo harían Carlos Verna (La Pampa) y Gildo Insfrán (Formosa). Pero no.”

“El cuarto actor, con paraguas propio pero que jugó en el dispositivo cristinista, es el PJ bonaerense, representado por varios intendentes. Pero el Conurbano también muestra grietas: ni La Matanza ni Lomas de Zamora estuvieron presentes. A Martín Insaurralde le atribuyen, incluso, haberle pedido a algunos dirigentes, entre ellos a Darío Díaz Pérez, que no viaje a San Luis.”

La Voz del Interior (Córdoba) se refirió a la ausencia de massistas y randazzistas en el acto de San Luis: “El encuentro de La Pedrera llamó la atención por la amplia y variada concurrencia de dirigentes (desde Hugo Moyano, pasando por Jorge Capitanich y Axel Kicillof hasta el histórico peronista Lorenzo Pepe), pero también encendió alertas. La ausencia de gobernadores peronistas y de representantes de Sergio Massa o Florencio Randazzo. El agua y el aceite peronistas continúan separados y no ceden las dificultades para imaginar una futura unión.”

Resultó desopilante ver en La Pedrera a las caras puntanas más antikirchneristas durante los pasados  12 años en la provincia de San Luis, recibir ahora con algarabía a Amado Boudou, Axel Kicillof y Andrés Larroque.

El PJ bonaerense prefirió reunirse en Hurlingham (Buenos Aires) en simultáneo con el segundo día de actividades en La Pedrera. En ese acto también apareció Hugo Moyano aunque no fue orador pero asistió con sus hijos Pablo y Facundo.

Massa y Randazzo volvieron a reunirse esta semana luego de las elecciones de 2015 y según trascendió se habrían puesto de acuerdo en no ir con el kirchnerismo y acercarse al espacio que está construyendo Miguel Pichetto.

La unidad del peronismo parece lejana, los mismos hermanos Rodríguez Saá jugaron a hacer esas diferencias dividiéndose para el encuentro en La Pedrera. División que es un hecho a nivel nacional y no parece tener solución en el corto plazo.