• LPSL

Rodríguez Saá le pidió a Tamayo que reduzca un 50 por ciento los planes y becas

La orden que el gobernador Alberto Rodríguez Saá habría dado a Sergio Tamayo, responsable del área de Desarrollo Social, apuntaría a reducir la lista de beneficiarios de los planes sociales para reducir el déficit financiero que padecen las arcas provinciales. La medida afectaría tanto a los planes entregados en el marco de la campaña electoral del año pasado como a los más antiguos.

La eliminación de planes ya se venía dando pero ahora adquirirá ribetes formales. Una de las razones que se esgrimirá son las inasistencias. Desde ahora Tamayo tiene la orden de eliminar del plan a todos aquellos que no asistan a las parcelas para reemplazarlos con los que aún no tienen tareas asignadas, y de esta manera ir raleando las listas.

La preocupación llegó a los que trabajan dentro del Estado provincial cobrando planes más antiguos y cuya relación de dependencia no ha sido resuelta y todavía se desempeñan como trabajadores de segunda aunque realizan las mismas tareas que los empleados estatales del convenio pero sin los derechos de estos, por ejemplo, sin aportes para poder jubilarse. “Nos quieren echar a los que reclamamos contrato o pase a planta para reemplazarnos con los nuevos que trabajaron en la última campaña” dicen trabajadores precarizados que hace más de diez años se desempeñan en funciones administrativas.

Mientras sectores como el de Salud vienen realizando reclamos salariales, de pases a planta y pagos diferenciados que discriminan trabajadores según trabajen en un hospital o en una sala de atención primaria, otro enfrentan la cada vez más cierta posibilidad de quedarse sin el ingreso mínimo de los planes en un escenario donde el mercado laboral de la provincia está disminuyendo.

Desde Este lunes, planilla en mano, los coordinadores de Sergio Tamayo comenzarán a limpiar las listas. “Nos vienen amenazando con sacarnos el plan desde el principio” afirmó una beneficiaria a LPSL, “dicen que es por la asistencia pero están dejando gente afuera porque sí, al voleo, aunque no hayan faltado nunca. Todo depende de cómo le caigás al coordinador o si tenés amistad con alguien que te pueda sostener adentro”.

La decisión de sacar planes por goteo es “para impedir que nos organicemos y no hagamos protestas” agregó. La situación empeorará cuando este clima benigno cambie y los que trabajan a la intemperie comiencen a enfermarse, será la excusa perfecta para eliminar beneficiarios.