• LPSL

Chau Alberto: el Justicialismo prefiere a Jorge Capitanich para 2019

Es sabido que Jorge Capitanich y Alberto Rodríguez Saá, entre otros, quieren participar por el peronismo en las elecciones de 2019. Los dos dirigentes están reuniéndose con referentes de distintos partidos y funcionarios de las provincias para lograr la “unidad” que vienen pregonando.

A fines de enero y comienzos de febrero Alberto Rodríguez Saá estuvo de visita en Chaco y se reunió con el ex gobernador de esa provincia y actual intendente de Resistencia, Jorge Capitanich.


En apenas quince días Capitanich tuvo encuentros en su ciudad con Verónica Magario (intendenta de La Matanza y presidenta de la FAM), Daniel Filmus (Diputado Nacional), Oscar Laborde y Edgardo Depetri (ex diputado FPV), Itai Hagman (Patria Grande), Pablo Ferreyra (Proyecto Popular), Sergio Urribarri (Entre Ríos), Martín Piaggio (intendente de Gualeguaychú, Entre Ríos), Tamara Ferrero y Ezequiel Dadamo (PCCE), Carlos Heller (Partido Solidario), Nicolás Trotta (rector de la UMET), Daniel Catalano (Sec. Gral. de ATE Capital), Gustavo Vera (Fundación Alameda), Alberto Linares (intendente de Comodoro Rivadavia), entre otros.

En el mismo lapso de tiempo, Alberto Rodríguez Saá solo asistió a un par de actos generales en Buenos Aires y se reunió con el gobernador de San Juan, Sergio Uñac.

El hiperactivo chaqueño le saca varios cuerpos de ventaja a Rodríguez Saá en carisma político, cantidad y adhesión de dirigentes propios y aliados. La pregunta que circula entre los entusiastas de la “unidad” es si soportaría el ego del Alberto ser el vice -el segundo- con Capitanich como presidente en una de las fórmulas posibles del frente político que intentan conformar. En el Justicialismo también comentan que “el Coqui ha dado probadas muestras de humildad y conducta orgánica y es muy respetado en el movimiento”.

La situación estaría provocando los celos del gobernador de San Luis que ya una vez rompió por problemas de cartel con su ex socio político Eduardo Duhalde en mitad de la campaña electoral de 2011. El puntano anda flojo de adhesiones y muchos temen que defeccione en el camino; su fama de irritable e imprevisible traspasó hace rato los límites provinciales.

Capitanich goza además de la simpatía de sus comprovincianos y de los militantes peronistas en general. Su cuenta de Facebook es seguida por más de 167.000 personas mientras que el Alberto solo pasa los 49.000.

Estaremos ante un nuevo portazo de los Rodríguez Saá en el PJ nacional como han venido haciendo sistemáticamente? Que nadie se haga el sorprendido si eso ocurre.