Buscar

Cayó otra banda de narcopolicías provinciales

La Justicia Federal desbarató otra banda de narcopolicias en San Luis. El primer paso en la desarticulación de esta organización se llevó a cabo en diciembre del año pasado, con un operativo en el que se secuestraron 3.200 kilos de cocaína, 8 vehículos, cerca de 300 mil pesos en efectivo, balanzas de precisión, máquinas de contar dinero, telefonía celular y material informático.

Desde hace meses que la Policía está a cargo de Zulema Rodríguez Saá, quien en las sombras digita todo el accionar de la fuerza. Por esto, hay un amplio de sector de oficiales de carrera que se oponen a la conducción de la hermana del gobernador.


Con la interna a flor de piel, ha quedado de manifiesto una guerra entre estas dos facciones. Con ascensos sin justificación y persecuciones a los “no alineados”. El dato más preocupante radica en las contantes denuncias sobre narcotráfico ligadas a la fuerza.


Todos los casos involucran a la Policía con la distribución y la cocina de estupefacientes en toda la provincia. Los allanamientos realizados por la Justicia Federal en diversos domicilios y comisarias, da cuenta de una posible asociación ilícita.


Mientras todo esto ocurre, el gobernador mira para otro lado y no realiza investigaciones internas. De acuerdo a su discurso “la Policía está bien y la inseguridad una sensación”.

Un parecer que no coincide en nada con la realidad y los hechos delictivos que cada vez se multiplican en todo el territorio provincial.