Buscar

Alberto se reunió con el jefe de gabinete de Macri por la crisis en la provincia

Ayer  por la tarde Alberto Rodríguez Saá se reunió con el jege de Gabinete Marcos Peña luego de que el hermano del mandatario, el senador Adolfo, cumpliera con lo acordado en no votar a favor de la Ley que retrotrae los tarifazos a los precios de 2017 ausentándose.

La primicia la dio el medio online porteño El Canciller que publicó la foto del encuentro en twitter con el texto "16:03. Casa Rosada. Rodríguez Saa y Peña".

Según los medios nacionales, este acuerdo con el gobierno de Macri es para recibir ayuda financiera ya que la provincia no tiene fondos para hacer frente a las obras prometidas. Por supuesto que El Diario de la República tituló que era por reclamar la deuda de la provincia, recurso que siempre usan cuando para explicar por qué se reúnen tan seguido con el gobierno de Mauricio Macri. La realidad sería otra. Se trata de acuerdos políticos que comenzó Adolfo Rodríguez Saá para allanarle el camino a su hermano y poder recibir fondos pues las arcas provinciales se encuentran al borde del rojo.

Meses atrás el propio Adolfo visitó la Casa Rosada, pidió dinero y cerrar un acuerdo económico, la respuesta fue la de suscribir el pacto fiscal al que llegaron el resto de las provincias con el gobierno central. Ahora Alberto llegó hasta la oficina del Jefe de Gabinete de la mano del secretario de Provincias y Municipios, Alejandro Caldarelli.

Las primeras informaciones indican que Marcos Peña se mostró predispuesto a brindar asistencia financiera pero dejó atado el acuerdo a la posibilidad de que la Provincia se sume al consenso fiscal.

Este encuentro, luego del “favor” de Adolfo de ausentarse en la votación del miércoles en Senadores, tira por tierra las versiones de que los hermanos están enfrentados. Como lo ha sostenido LPSL, se trata de una estrategia para tener abiertos todos los frentes cumpliendo roles de opositores y oficialistas al mismo tiempo y para poder mantener el poder en San Luis.

Los infantiles referentes y militantes del rodriguezsaaísmo que han salido a expresarse a favor de uno u otro de los hermanos han caído en la trampa. Del ridículo no se vuelve.