• LPSL

Alberto Rodríguez Saá destina más de $11 millones para arreglar una iglesia

Mientras no hay noticias del plan de viviendas en el que inscribieron a miles de personas durante la campaña de 2017, mientras en los asentamientos están pasando frío con una epidemia de Gripe A creciendo en la provincia, mientras las escuelas carecen de refacción pero las distraen con una TV para ver el mundial, el gobernador destina una partida de más de 11 millones para refaccionar la parroquia Nuestra Señora de la Merced de Villa Mercedes

La inversión es de más de $11.460.000 realizada a través del Ministerio que dirige Tomasevich. Al mismo tiempo que se critica a intendentes por las obras para todos los ciudadanos, les retienen los ATN que envía Nación y los atacan desde el diario de la familia gobernante, Alberto Rodríguez Saá prioriza los edificios religiosos por encima de las necesidades de todos los puntanos.

Los trabajadores del plan sacan yuyos bajo las heladas sin ropa adecuada de trabajo, los municipios no reciben las cuadras de asfalto prometidas, no se ha comenzado el super hospital prometido en campaña pero el gobernador ha decidido usar los fondos públicos como donación a un sector religioso para palanquear la campaña de su hermano Adolfo desde los púlpitos.

En el interior provincial por la falta de inversión pública del Gobierno no hay refugios de mujeres contra la violencia de género, no hay campañas de prevención de nada, todos los días hay noticias de abusos de menores, falta seguridad en los pueblos pero la Parroquia de La Merced quedará muy bien para el centenar de personas que van a ahí los fines de semana.

Las prioridades del Gobierno de San Luis en momentos difíciles para los ciudadanos, están trastocadas. Prevalecen los intereses de campaña política por sobre las necesidades de los puntanos. ¿Hasta cuándo soportará el pueblo de San Luis estos despropósitos?