• LPSL

Alberto Rodríguez no tiene dinero para construir las viviendas de los inscriptos

Otra vez el gobernador impide que la provincia reciba fondos para viviendas por no adherir  a una normativa nacional, esta vez de la Secretaría de Vivienda de la Nación.

Por primera vez en lo que va del año, el gobernador Alberto Rodríguez Saá realizó una entrega de casas. Se trata de apenas 7 viviendas ubicadas en El Volcán y comenzadas en la gestión anterior. Ante la falta de fondos, el actual mandatario provincial solo está terminando casas ya iniciadas pues hace pocos días se supo que tampoco permitió que la provincia adhiera a la Base Unica de Beneficiarios (BUB) de Viviendas Sociales que implementó Nación para repartir entre todas las provincias los 31.000 millones de pesos que la Secretaría de Viviendas de la Nación destinará a ese fin. 15.000 millones corresponden al presupuesto de la Secretaría, más 16.500 millones del plan FONAVI para Viviendas e infraestructura.

El mes pasado en el Consejo de la Vivienda realizado en San Juan, las provincias manifestaron las necesidades habitacionales y los problemas en las tramitaciones, estafas de gestores, personas que reciben la casa y la venden, etc.  En esa oportunidad el actual secretario de Vivienda de la Nación, Iván Kerr, afirmó que "las provincias tienen reclamos permanentes de financiamiento para viviendas. Lo que les pedimos es que adhieran a esta resolución que nos permitirá ir hacia un objetivo: ordenar la demanda y que la política de vivienda le hable a la gente".

Ante esta nueva disposición para transparentar la entrega de viviendas, los representantes del gobierno de Alberto Rodríguez Saá se opusieron, y repitiendo el mismo comportamiento utilizado cuando se implementó  la Asignación Universal por Hijo, se negaron a entregar la base de datos de los inscriptos con el argumento de que ello significaría "una intromisión en los números de la provincia". Desde Casa Rosada sostienen que la adhesión a la resolución que los obliga a dar sus listados de beneficiarios es condición para recibir el financiamiento.

De este modo Alberto Rodríguez Saá en su pelea eterna contra los gobiernos nacionales, nuevamente perjudica a los puntanos más humildes necesitados de vivienda social.

El gobernador de San Juan, Sergio Uñac, ya fue el primero en adherir a este sistema para que esa provincia reciba fondos para la construcción de viviendas. La resolución 122-E que implementó Nación intenta ordenar a quiénes se le entrega viviendas para que lleguen a quiénes realmente las necesitan, para ello las provincias deben enviar los datos que serán cruzados con las bases de datos de Anses, AFIP, el Banco Central o el Registro Nacional de las Personas y así saber si esas personas tienen otras propiedades, si las tuvo, si recibe planes sociales, etc.,  y que no se entreguen discrecionalmente por cuestiones políticas.

Por esta negativa del Gobierno provincial para normalizar los datos de quiénes reciben viviendas es que hay un silencio total sobre anuncios de construcción de las mismas. Hasta ahora no ha aparecido ni una sola licitación de construcción para los nuevos inscriptos durante la campaña electoral y desde la oficina de Angela Gatto dilatan las respuestas con un “estamos evaluando las inscripciones”.