• LPSL

Alberto planea subir el impuesto a la pobreza a partir de agosto

Para financiar el festival de planes sociales que planea lanzar, Alberto Rodríguez Saá planea subir el polémico impuesto a la pobreza.

La desesperación por recuperar votos e imagen positiva son moneda corriente en el entorno del gobernador que salió a prometer planes con el objetivo de seguir en el mando provincial.


Mientras la pobreza en la provincia asciende al 32 por ciento, una cifra histórica, Rodríguez Saá ya tiene el borrador de lo que será un nuevo impuestazo.


Se trata de una actualización del 45 por ciento al impuesto a la pobreza, un recurso que instaló para recaudar y sostener los planes sociales que entregó para ganar las elecciones legislativas del 2017, y que se han convertido en un agujero negro.