• LPSL

Alberto obligó a docentes, empleados públicos y trabajadores de planes a fumarse su discurso

Este sábado, decenas de personas fueron obligadas a ir al cierre de campaña del gobernador Alberto Rodríguez Saá.

Mediante aprietes y amenazas punteros de ligados al PJ subieron a los trabajadores a los colectivos dispuestos para trasladarlos al exhipódromo. 


El miedo es moneda corriente en los trabajadores provinciales, sobretodo en los beneficiarios de planes sociales quienes son alineados todos los días y amenazados de perder el empleo sino acompañan al Alberto. 


La falta de apoyo popular real a la actual gestión provincial quedó más que en evidencia, ya que tuvieron que llevar “de prepo” a los empleados públicos para llenar el acto. 


Las mismas fotos publicadas por el gobierno mostraron el ejército de colectivos que el gobierno abonó con fondos públicos. Todo el circo oficial fue puesto en escena para mostrar gente durante el discurso de Alberto.


Los organizadores ubicaron las agrupaciones políticas cercanas al Alberto en las primeras filas para la foto. Mientras que atrás iban la gente de los merenderos y de plan solidario, donde se podían divisar caras largas y desazón por ser obligados a concurrir a un acto al que muchos no irían.