• LPSL

Alberto no pudo

Alberto Rodríguez Saá anunció un aumento para los empleados públicos del 21 por ciento y no pudo igualar el 25 por ciento otorgado hace veinte días por el Intendente Enrique Ponce. La suba alcanzará el 41 por ciento anual y queda muy lejos del 50 por ciento que otorgó el jefe comunal capitalino a los trabajadores de su administración.


También canceló el bono que había prometido, lo que el aumento en muchos casos estará por debajo de los anuncios pasados. El "gatilleo" de Alberto parece tener balas de fogueo y se quedó corto respecto al Municipio. Todo un símbolo de su actual gestión, donde se la ha pasado vendiendo sueños antes que realidades. Se ha quedado corto con las obras, con los sueldos, con el trabajo y con las viviendas que prometió, incluso hará menos que la comuna capitalina.


Además aplicará el aumento en base a un cálculo sobre el básico sin incluir las cifras no remunerativas dato que vuelve aún más exiguo el incremento.


El gobierno de este modo acentúa aún más la desigualdad entre los empleados estatales en blanco y los beneficiarios de planes sociales, a pesar del fallo judicial del Superior Tribunal emitido en septiembre de 2015, donde el máximo órgano judicial de la provincia dictaminó que existe relación laboral entre los trabajadores del Plan de Inclusión y el Estado Provincial.