• LPSL

Adolfo Rodríguez Saá fue escrachado en las redes por ostentar su nivel de vida durante el clásico

“Qué lindo el 14 pulgadas”. Ya es costumbre en la política aprovechar eventos masivos para florearse y sumar visibilidad, pero a veces no sale tan bien como le pasó ayer a Adolfo Rodríguez Saá. En su afán de aprovechar cada oportunidad para llevar agua a su molino, subió un video a Facebook mirando el partido de Boca y River.

Como a esta altura del poder, el senador vive en una burbuja, apareció mostrando su Smart TV curvo de 65 pulgadas lo que despertó las ironías y sarcasmos de los puntanos que rápidamente publicaron comentarios sobre el desparpajo para mostrar como vive.


Si la versión del TV es Qled 4k está por arriba de los 100.000 pesos, algunos modelos llegan a 190.000 pesos. Un gustito caro que se puede dar “el Adolfo” con el sueldo de senador más la jubilación de ex “presidente por una semana” que le pagamos todos los argentinos.

De todas maneras hay que imaginar el contexto completo: vio el partido en su mansión de 200 millones en Potrero de los Funes.

La sensibilidad social del senador nacional haciendo obscena demostración de su estilo de vida no pasó desapercibida para el ciudadano de a pie a juzgar por decenas de comentarios que criticaron su ostentación.