• LPSL

A un mes de las elecciones a gobernador, la provincia sufre crisis en la educación formal

Frente a las elecciones a gobernador del próximo 16 de junio, el repudio del interior hacia Alberto Rodríguez Saa va en aumento debido a la falta de palabra con el pueblo.

En 2018 el gobernador Alberto Rodríguez Saá anunció la apertura de 149 establecimientos secundarios en los parajes del interior provincial. En 2019 durante su discurso de apertura de las sesiones ordinarias reiteró que pondrían en funcionamiento ese número de escuelas secundarias.


Pero la realidad indica que la educación de los adolescentes no es una prioridad para él ni siquiera dentro de su campaña electoral.


En 2018 de las 149 escuelas prometidas se inauguraron 34, mientras que en 2019 se sumó sólo un establecimiento más.


Ante la preocupación continua de las familias en toda la provincia por la deserción escolar, el Ministerio de Educación no ha reaccionado.


La inexistencia de informes respecto a la promesa de construcción de escuelas deja en un lugar de vulnerabilidad a Alberto Rodríguez Saá frente a los vecinos.


La ministra Paulina Calderón justificó la falta de palabra del gobernador alegando que les ha llevado un tiempo considerable estudiar los informes acerca de los proyectos educativos.

En la pasada conferencia de prensa, Calderón reconoció la crisis en el pago de sueldos a los docentes rurales de parajes como Planta de Sandía, El Paraguay, Los Comederos y San Fernando. Todos los establecimientos comenzaron sus actividades y luego las paralizaron porque sus maestros no cobraron.


Por otro lado, se intensifican los reclamos a la gobernación por la tardía apertura de los jardines de Nivel Inicial construidos en el marco de un plan nacional.


Mientras tanto ayer, en el Centro Educativo “María Palmira Cabral” en la ciudad de Merlo los estudiantes realizan una sentada pacifica como manifestación de su hartazgo frente a las deficientes condiciones edilicias y piden de manera urgente por las pérdidas de gas y la falta de calefacción.