• LPSL

Áreas municipales trabajaron despejando árboles, cableados y postes caídos por la tormenta

La fuerte tormenta que sacudió a la ciudad de San Luis el sábado por la tarde dejó un saldo de decenas de árboles caídos, postes quebrados o en peligro de derrumbe y cableados que fue necesario despejar para evitar accidentes de los vecinos. Alumbrado se abocó a la reparación de luminarias afectadas.

Durante toda la tarde-noche del sábado y la mayor parte del domingo, las áreas del municipio Defensa Civil, Tránsito, Espacios Verdes, Alumbrado, Policía municipal y Bomberos Voluntarios trabajaron cortando y sacando los ejemplares de arbolado urbano que fueron derribados por las fuertes ráfagas de viento. Uno de ellos, un enorme pimiento, cayó en la Av. Del Fundador y quebró columnas de alumbrado y derribó un semáforo, obligando a cortar el tránsito por varias horas hasta que fue totalmente removido.


A través de la línea municipal 147 de Atención al Vecino se recibieron los avisos de daños y solicitudes. Defensa Civil contabilizó 58 pedidos relacionados a árboles caídos o en peligro de hacerlo, y postes de cableado afectado tanto de luz, teléfono, etc. que habían sido arrastrados por los ejemplares del arbolado público.


Un caso especial por el daño causado fue el derrumbe de cinco columnas de luminarias del boulevard del Barrio Viviendas Productivas. Si bien esas columnas cuentan con cableado subterráneo, empresas de servicios de TV por cable habían emplazado ilegalmente sus fibras ópticas en estos postes que no están preparados para recibir ese peso movido por la fuerza del viento.


Al mismo tiempo las áreas municipales informaron a las empresas correspondientes los problemas con sus postes y cableados.


En las largas horas que lleva el operativo y que continuaba al cierre de esta gacetilla de prensa, debutó la autobomba nueva que la Municipalidad donó a los Bomberos Voluntarios. Trabajaron a la par de los vehículos de servicios municipales extrayendo ramas en peligro de quebrarse de los árboles más altos.